Inicio > Sin categoría > >Comprar en el super

>Comprar en el super

>Cada vez es mayor el número de personas que considera casi o de plano imposible comprar lo que llamamos la despensa (o el super, dicen) en otro lugar que no sean las grandes tiendas de cadena. El principal argumento es que ahí está todo junto y que es más barato. Muchas veces las personas que sostienen esto, mantienen posturas críticas ante el avance del sistema económico depredador. Ponen como elección lógica el menor precio, independientemente de que la tienda en cuestión practique como norma abusos sobre sus trabajadores. Están en total desacuerdo con que se maltrate y explote laboral o personalmente a la gente, pero siguen comprando ahí; dicen que contra su voluntad, que están enterados y conscientes de que la tienda es voraz e injusta, pero…es que da más barato.

Una chica de Inglaterra observaba lo mismo, que la gente se queja de Estados Unidos, y sus políticas, y su actitud hacia nuestro país, los paisanos del norte, etc., y que consume enormes cantidades de cosas de marca gringa. Le parece una incongruencia que la gente le compre al “enemigo”. Dice que por qué no consumimos cosas hechas en México. La realidad es que, comparativamente, no las hay, no figuran, y si sí, las más de las veces son más caras. El dilema queda resumido en la frase “comprar justo no es barato”.

En una tienda de productos caseros en Coyoacán, por ejemplo, una mermelada cuesta unos 40 pesos; la misma cantidad de mermelada en McCormick o similar, cuesta la mitad o menos. Cualitativamente no son lo mismo, pero el factor cuantitativo y económico son los determinantes para la mayoría de los consumidores.

Los jabones Foca, Roma y Blanca Nieves los hace La Corona, fábrica que todavía se mantiene frente al monopolio Procter & Gamble. Pero no huelen bonito como los Arieles, y no salen en la tele.

La avena suelta que venden en el mercado se hace en tres minutos en leche caliente. Es un desayuno fabuloso con miel; aguanta uno toda la mañana hasta la comida y nutre machín. Quaker instant compró la avena en bote 3minutos, le puso la cara del quákero convulsivo y el bote ahora se ve más “padre” y tiene una cara familiar para el público, como de Benji Franklyn cool disneycializado. Se hace en los mismos tres minutos, pero ahora “enriquecida”, megasupertruper vitaminada y con sabores “padres”, no pinche insípida como la simple avena “chafa” del mercadito.

Hay cosas que ni con lupa:
¿Alguien conoce una pasta de dientes que no sea de Colgate-Palmolive y se consiga fácil en alguna farmacia?; ¿aguien conoce un pan de caja o tostado que no sea Bimbo y se consiga fácilmente en una tienda?

Hay cosas que casi nadie escoge por caras: en muchas tiendas venden botanitas caseras, entre ellas cacahuates, que cuestan lo menos 6 varos. Los hipercontrachidos hot nuts, con chilito picosito guau, cuestan tres pesitos. El tallercito que manufactura los cacahuates, pepitas, nueces de la india, etc., caseros, no puede competir contra el monopolio Bimbo-Coca-Pepsi y sus precios “competitivos” y cobertura masiva.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: