Inicio > Sin categoría > >Para acabar con la racha de cárcel

>Para acabar con la racha de cárcel

>Últimamente he estado en relación con la cárcel y por acá lo he reflejado. Ya para terminar con el tema, pasé a visitar a un carnal q está en el Reclu Norte. La experiencia de entrar, para alguien medio wey y más o menos impresionable, como yo, está para reflexionar.

La cárcel en México es como México, como sus calles y barrios. Así como vemos la
cárcel en el gringo en la tele es, mismamente, como sus calles y barrios, en general: limpio, ordenado, frío y serio. Acá no hay ni baños limpios, ni regaderas, ni toallas y ropa limpia, ni uniforme, ni agua caliente, ni comida, ni trastes, ni medicinas, ni pantuflitas pa que no corran, ni salas de tele, ni salas, ni mesas de juegos, ni puta madre de nada. Como en las calles de México, hay suciedad, corrupción, basura, ropa tendida, cables y lazos cruzados de un lado a otro, gente culera y loca dirigiendo la justicia y la economía, improvisaciones, pedazos de botella pet de refresco haciendo funciones de taza de baño, de mingitorio, de vaso, plato y/o cuchara, bacinica y sustituto de balón de fut, comida donde no debería de haber comida, salas de visita al aire libre como un gran bazar árabe, o como el tianguis de la San Felipe, Lagu o San Juan, vendedores ambulantes, prostitución abierta, droga corriendo como si nada, los mismos payachitos que se suben al micro a hacer el esquetch de oye amiguitooooo…, ñores cantando las de juan penas con su guitarra a las visitas, pedigüeños, boleros, vendedores de películas y música pirata, vendedores de dulces, unas cobijas unidas que hacen de “privados” para unas manoseadas rápidas con la mujer que viene de visita al marido (o no necesariamente a…), este… Ah, los custodios tienen puesta la K buena mientras trabajan, por ejemplo, administrando las identificaciones para que la gente entre a visita. Cotorrean, hacen chistes mensos mientras trabajan y tratan de man’ta a sus compañeras. O sea, todo igual que afuera. Creo que no vi perros sueltos adentro, pero sí gatos.

Todos deben andar de caqui o crema con camisa idem o blanca. El que tiene dinero y comodidades afuera, adentro igual. Los jodidos, 24 en una celda hecha para 6 personas; el pudiente, una estancia propia, limpia, con servicio de limpieza, celular consigo, tele, hasta clima, si le apetece. Con dinero baila el perro, es decir, el custodio, el poli, el administrador, el encargado, el perro, pues.

Anuncios
Categorías:Sin categoría Etiquetas: , ,
  1. octubre 29, 2008 en 12:30 am

    >El dia de hoy fui a visitar a un amigo que esta en el reno. Cierto todo ahi adentro es igual que en las calles de la ciudad, la diferencia es que haya estan bien encerraditos, sin poder comer bien, ni nada… y ademas la corrupcion se das mas pero mucho mas q aca afuera o mas bien se hace mas notoria: yo tuve que pagar 10 pesos para que me dejaran entrar con mi chaleco, quiza la diferencia mas grande es que ahi adentro consigues la droga muchisimo mas barata que aca afuera… pero en serio que feo es ese pinche lugar…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: