Inicio > México > 4 horas de tele

4 horas de tele

Acabo de leer un artículo de la American Scientific sobre la adicción a la televisión. Destaca los datos precisos y empíricos, las reacciones químicas-fisiológicas, las experiencias y la reacción ante ellas por parte de la población muestra, etc. Algo de lo que me llamó la atención es que señala que hay teleadictos crónicos y moderados. Los primeros, dice, ven en promedio 4 hrs. de tele al día, mientras que los otros oscilan las 2hrs.
Creo que se quedan muy cortos. Por ejemplo, no mencionan un dato relevante, como la edad de la población en la que se basaron. Y digo que se quedan cortos porque yo conozco personitas de entre 7 y 15 años que, sin pedo, tranquilamente, se meten unas 6 a 8 horas diarias de tele al día. Si hacen la tarea, terminan de hacerla por ahí de las 4 de la tarde y lo que resta del día y la noche es tele. Sin contar que muchas veces, casi siempre, hacen la tarea frente a la tele prendida y comen igual. A esto hay que agregar que en muchos casos los papás no están en casi todo el día. Cuando llegan, llegan a descansar, lo cual consiste en prender la tele, en lo que los hijos se solidarizan. La cena suele ser frente al mismo aparato; si hay alo de charla, se desarrolla lanzando constantes miradas al aparato y mirándolo en lugar de la persona. Y aun si los padres estuvieran más tiempo en casa, mandarían a los hijos a ver la tele o les pondrían una película mientras ellos salen, hacen algo o también ven la tele (otra tele de las dos o tres que hay en casa). Esto pinta para ser norma los fines de semana. Las 4 horas que menciona el artículo me parecen poco realistas o muy localistas. A los de American Scientific les hace falta venir a comer al mercado, a una fonda, restaurante, bar, etc., en México. Basado en el puro latido, puedo generalizar que en 7 de cada 10 giros de los arriba mencionados hay tele, grande y a colores. Está en locales fijos, en puestos de lámina o en localitos sobre la banqueta; pensada para el cliente, para que coma a gusto y se entretenga. No se le vaya a ocurrir estar pensando en algo (¿cómo?, ¡si está comiendo! ) o fijarse si pasa una cucaracha o si está limpia la bata de la señora. El dependiente obra de buena fe y pone el aparato como punto de atracción equiparable a la calidad de los productos que ofrece. L atmósfera que se crea gira en torno a las imágenes y el chillido de la gente en la pantalla.
El cliente llega, consume y se va. Pero los del lugar pueden pasar hora tras hora viendo fija o intermitentemente programa tras programa, mientras preparan, sirven y pican la uva.
Desde hace algunos años, podemos decir que (alguien, algo, el sistema, el gobierno, dios), una tele en cada cuarto nos dio.

Interesante encuesta sobre el tiempo que se ve la  tele en México hecha por estudiantes de español extranjeros

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: