Inicio > Uncategorized > Attenberg / Athina Rachel Tsangari, 2010

Attenberg / Athina Rachel Tsangari, 2010

La incapacidad para soportar a la gente y  la facilidad para encontrar repugnante el contacto carnal y paradójicamente desearlo, hacen pensar en lo mal que está todo y lo peor que está uno.  Es muy fácil hartarse de las conductas anodinas reiterativas que no llevan a nada; pero a veces no es fácil salir de esa espiral y cada vez volvemos a entrar en ella y desde adentro queremos cerrar los ojos, romper con todo eso y salir corriendo, pero apenas los abrimos, vemos que no hemos hecho nada y que todo sigue igual y no sabemos hasta cuándo.

En la Grecia actual, en la que del pastoreo pasaron a los Bulldozer, como dice Spyros en la cinta, Marina experimenta entrar en contacto con la gente. No es fácil para quien ha crecido en un mundo privado y reducido, en el que los sinsentidos surrealistas,  las fantasías y los juegos de palabras son cosa corriente y, tal vez, al mismo tiempo una manera de liberar la misantropía.

Marina y su cómplice, Bella, elegantemente entalladas y metidas en botas altas, hacen rutinas ritualísticas absurdas: cada tanto marchan por un pasillo de un jardín a partir de una coreografía tan complicada como absurda, lúdica, carente de sentido, nada convencional y tal vez por eso mismo antisocial. Bella es una putita, dice Marina, y ésta un extraterrestre que a los 23 no ha besado ni ha cogido por decisión propia, porque le da repulsa pensar en un pedazo de carne babosa adentro de ella. Se acerca tímida y racionalmente al sexo más por curiosidad que por verdadero deseo.  La relación con su moribundo padre, un arquitecto ateo, es tan fuerte, que su muerte inminente hace pensar en la verdadera orfandad, no sólo sanguínea, sino mental en la que quedará. Es difícil separarse de las personas, que rara vez son más de una, que comparten con uno los humores absurdos y el hartazgo de todo.

Marina se queda con Bella en este mundo que sin conocer realmente ya detesta, pero también con un hueco tan grande como su desprecio y su inocencia.

Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: