Inicio > religión > Beatificación del papa Global

Beatificación del papa Global

Canonización del papa Global

En muchos medios no dudan en referirse a Karol Wojtyla, quien acaba de ingresar al santoral, como el primer papa “globalizado”. Aprovechó como ningún otro los reflectores de los medios de comunicación y las estampitas de las papas Sabritas,  mantuvo relaciones con controvertidos personajes de la vida política internacional y visitó cerca de 130 países en sus casi 27 años al frente del Vaticano.

México, el segundo país con más católicos en el mundo, carga con el estigma de ser lo que en las actuales jergas se diría un “fan” o un “seguidor” de Karol Wojtyla. Vino a este país por primera vez en enero de 1979 y fue recibido -aunque escuetamente- por el entonces presidente José López Portillo. Su llegada triunfal fue en 1990 y le seguirían 1993, 1999 y 2002.

Su relación con México contribuyó a echar por tierra el laicismo con el que se conducía el país hasta antes de 1940. Por ejemplo, la Constitución de 1917 consideraba punible (con pena de prisión por 15 días, pudiendo ser más severas para el caso de reincidencia) al ministro de cualquier culto que criticara las disposiciones contenidas en la Constitución Política ya en público o en privado, y suprimía por completo la libertad de prensa relacionada con la emisión de instrucción y conceptos religiosos (artículos 10, 14 y 15). Se prohibía la instrucción religiosa en las escuelas primarias, aun en las de carácter particular (art. 3°). El Vaticano no tenía libertad de acción en un país lleno de fieles pero con gobernantes liberales: a la Constitución de 1857, aun antes de su promulgación, se opuso el papa Pío IX (hoy beatificado). La de 1917 mereció la descalificación del Episcopado Mexicano, al que apoyó el papa Benedicto XV. Y poco después, cuando se emitió la reglamentación al artículo 130, conocida como Ley Calles, el papa Pío XI condenó acerbamente esa actitud del Estado mexicano. El Syllabus errorum era un catálogo de quejas e infracciones a los presuntos derechos de la Iglesia en que incurrían, en Europa y en América, gobiernos de países antaño sometidos al dominio eclesiástico.

El catolicismo regresó a la vida pública con voz y voto desde que Manuel Ávila Camacho se declaró católico. El resultado evidente fue que a partir de 1940 la situación de la Iglesia Católica en México cambió, sobre todo porque dejaron de aplicarse los artículos 3º, 5º, 24, 27 y 130, en lo relativo a la libertad religiosa. Más tarde, Luis Echeverría visitaría al papa Pablo VI en el Vaticano. La tradición liberal decimonónica que Calles y Obregón mantuvieron en los primeros años del México postrevolucionario, sucumbió ante estos coqueteos, que devendrían en el peso político que Salinas de Gortari le garantizó a esta iglesia y del que actualmente goza y se beneficia.

Los fieles católicos hicieron santo a Karol Wojtila este pasado día del Trabajo, entre otras miles de curaciones atribuidas, por haberle acariciado la garganta (y se supone que con eso curado de las carótidas) al cardenal Francesco Marchisano, arcipreste de la patriarcal basílica vaticana y por haber curado a una monja francesa que sufría el mal de Parkinson. No es fácil encontrar en los medios más socorridos, como la tele y el radio, lo que ha documentado el escritor Fernando Vallejo, que durante el pontificado de Karol Wojtila murieron de sida millones de niños y mujeres en África en los 80, mientras él censuraba el uso del condón y de métodos anticonceptivos y cuando lo requería era atendido en un piso entero para él solo en el hospital Policlínico Gemelli, el oficial de los papas. En su activa vida diplomática recibió cuatro veces de manera personal a Yasser Arafat (quien, en nombre de la lucha por Palestina, nunca pudo demostrar cómo es que tenía una fortuna de más de 1 mil millones de dólares); a Kurt Waldheim, expresidente austriaco señalado por mucho tiempo como nazi activo durante el Tercer Reich y a Fidel Castro. A Angelo Sodano, quien fue nuncio de Chile y mantuvo estrechas relaciones con Pinochet, lo nombró secretario de Estado, el cargo más importante en el Vaticano debajo del papa.  Canonizó al sacerdote español José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei y, claro, acérrimo y activo franquista. A Pío Laghi, nuncio en Argentina y aval católico de la dictadura de Rafael Videla, lo hizo cardenal del más alto rango tras haber pasado por diócesis de Estados Unidos (plagadas de pederastas). Condenó a la Iglesia Popular de Nicaragua y al cardenal salvadoreño Óscar Romero, quien denunciaba la presencia y actividades de los escuadrones de la muerte que operaban en su país, lo que le costó la vida. La estrecha amistad y los favores que mutuamente se hicieron Karol y Marcial Maciel, el máximo pederasta del catolicismo mexicano, es conocida por todos, así como el encubrimiento de Karol Wojtyla de miles de abusos sexuales ocurridos por todo el mundo donde hubiera un sacerdote católico –y que en años recientes han salido a la luz.

En abril de 2005, la primera línea de Televisa fue recibida por el papa en su departamento en el Vaticano: Emilio Azcárraga Jean, presidente de la empresa, y los funcionarios de la misma Bernardo Gómez (actual vicepresidente de Televisa), José Bastón (actual presidente de contenidos) y Alfonso de Angoitia (actual vicepresidente ejecutivo). En una nota periodística de la fecha, emitida por la misma empresa,  se consigna que Wojtila, alias Juan Pablo II, “mantiene una estrecha relación con el pueblo mexicano” (representado por los empresarios de Televisa). El papa se despidió de los empresarios con un  “Viva la televisión”. Y cómo no…

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: