Archive

Archive for 18 marzo 2013

El Papa viaja(ba) en metro

La semana pasada se la llevó el nuevo Papa, supongo que casi en todo el mundo, aun en países no católicos. Porque ninguna iglesia junta a tantos clientes en el mundo como la católica. Entre lo que se comentaba está que el nuevo elegido, tiene y ha tenido gestos humanos, como pagar la cuenta del hotel de su bolsa, viajar en metro, haber llegado a una ceremonia  ultra solemne a pie y ser aficionado a un equipo de fut. Ah, y él mismo desplazó su propio equipaje, que era una maletita. La lista puede seguir hasta llegar a tremendismos como que él mismo se ha de servir de comer.

Si se ve, toda son cosas perfectamente normales que cualquier cliente de esa iglesia, mientras no sea un jerarca o se sienta uno, realiza en la vida diaria. Pero a mucha gente le gusta mirar hacia las estrellas, y las necesita para compensar lo insípido o árido de su vida diaria. Y si se entera que esas estrellas también se limpian con su propia mano u osan servirse un café por sí mismas, la gente queda fascinada. Las grandes corporaciones, como la iglesia católica, tiene muy bien probados y medidos gestos como los de Bergoglio, que jalan masas, despiertan simpatías y, claro, llenan la canastita de las limosnas.

Todo eso lo hacía. Hoy, que ya es rey del Vaticano, no lo verán más hacerlo, a menos, claro, que sea parte de la estrategia.

bergoglio

Quiero ser judío

La amiga de una amiga conoció a un chico. Se entendieron y se hicieron novios. Tiempo atrás, el muchacho supo que tenía un abuelo judío, fue a verlo y se interesó por el judaísmo. De entonces a la fecha, el joven quiere ser judío a como dé lugar. Y la novia, la amiga de la amiga, también. Ella siempre quiere ser lo que son sus novios: budoka, cristiana, tiradora de arco… Se funde, pues, se entrega plenamente y absorbe los gustos de su pareja.

Israel es un estado terrorista invasor. Con todo y eso, el jovencito quiere ser judío. No habla hebreo, no tiene un perfil profesional ni tiene holgada solvencia económica, pues aún lo mantienen sus padres. Pero ya está en Israel. La novia está acá, esperando a que él junte unos centavos y mande por ella. ¿En qué van a ocupar los judíos que viven en Israel a un mexicano tapatío que no habla ni inglés, ni hebreo, ni tiene habilidades profesionales útiles al país ,  pero quiere ser judío? Necesitan mucha mano de obra para levantar su muro de ignominia, por ejemplo, o para lustrar las armas que diario matan sinnúmero de palestinos.

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: