Inicio > La vida diaria, Literatura, sociedad > Ya no hay cuentitos

Ya no hay cuentitos

Cuando era niño tenía una fuerte afición a los cuentitos, que por entonces no les decíamos comics, o al menos no en un nivel popular. Cada sábado o lunes iba al puesto de revistas por dos o tres, para los que me alcanzara: Capulinita, Archie, Memín, Pequeña Lulú, Tom y Jerry, Fantomas, Pájaro Loco, El hombre Araña, Supermán, Batman y muchos más. Unos años después, Simón Simonazo, Super Chiss y Video Risa. Tenía cajones de cuentitos.

Desde hace tiempo vengo notando que ya no hay cuentitos para niños en los puestos de revistas. Hay revistas que son,  a mí me parece, agresivas extensiones de la televisión. Hay lo que  me parece que es una línea Club Disney que aborda diferentes personajes pero todos de actualidad en programas de la tele y creo que especialmente tele por cable. Hay otras de Cartoon Networks, de Barbie y de programas como Discovery y una o dos más de farándula pre adolescente. Un cuentito lo podíamos comprar los niños. Costaba menos o casi lo que costaba una Chaparrita o un Boing. Estas revistas cuestan casi lo que cuesta hoy una comida corrida de medio pelo. Claro que hay comics, pero no están al alcance de un niño promedio que los pueda comprar con lo que se compraría un refresco.

batman1

Algunos personajes de los cuentitos, efectivamente también salían en la tele. Pero no lo restregaban en la revista a cada momento. Los cuentitos sí tenían comerciales, pero eran uno o dos en medio y al final. Anunciaban una paleta, unos zapatos o unos cursos para aprender algo. Las revistas que hay hoy destinadas a los niños son un fajo de hojas, poquitas, de papel cuché súper contaminante y multicoloreado que apunta a los bolsillos de los niños y sus padres con comerciales tras comerciales. Usan el mismo lenguaje trendy-cool-guau (wow)-super de los conductores de programas infantiles onda Disney.

No son cuentitos en papel barato sin más pretensión que ofrecer una historia, son catálogos de productos con alguna información que puede ser más o menos interesante para algunos niños.  Mantienen el formato de la tele en todo lo posible. No dudo que haya excepciones, porque no he revisado cada una de esas revistas, pero muchas de las que hay en los puestos son así.

No comulgo con la idea de que los tiempos pasados fueron mejores. Los tiempos son lo que son, es simplemente que hoy, parado frente a un puesto de revistas, y de los muy surtidos de Reforma, Insurgentes y otras partes del centro, no veo un cuentito que pueda comprarle a una criatura de 7 años. Ya no hay editoriales locales haciendo cuentitos, todo son grandes cadenas como la misma Televisa haciendo de editorial. Parte de la respuesta a esta extinción está aquí: http://www.bauldelcomic.com/comentarios_news.php?num=7

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: