Inicio > Consumismo, México > I.V.A. la selección

I.V.A. la selección

“A todos nos afecta que la selección no vaya al mundial; todos perdemos. Dejaría de haber una derrama económica importante. A todos nos conviene que vaya.” Esto declaraban en un programa de radio hace unos días, muy convencidos los comentaristas de que, de no ir la selección nacional, el país entero sufriría las consecuencias económicas y emocionales. Y los ejemplos eran como éste: “imagínense cuánta gente dejaría de ir a bares y restaurantes a consumir mientras apoya al tri, cuánta cerveza y comida dejaría de servirse. Incluso los que no salen a ver el partido, pero que van al súper a comprar botana y chelas para ver los juegos en familia…” bla, bla, bla. Léase desastre tipo DN-I (invasión extranjera).

TRipierde

1. Es innegable que importantes sectores de la economía como el restaurantero y el de bebidas y alimentos, se benefician de espectáculos que implican una cierta ritualidad de consumo. Creo que nadie desea que miles de familias que dependen de estas actividades económicas vean afectados sus ingresos. Como siempre, ganan más los que más tienen, como las dos grandes cerveceras que acaparan el mercado; la refresquera que domina los refris de todo el país, dos cigarreras anglosajonas y el monopolio de los alimentos procesados certificados vía el sello KMD de Maguen David. El ciudadano de a pie recoge la moronas del pastel que apenas le dejan ver de lejos.

2. En los ejemplos que daban los comentaristas antes referidos, quienes estaban usando micrófonos de Televisa Radio, no mencionan las afectaciones millonarias que sufriría el duopolio mediático de este país (Televisa y TV Azteca) por la exclusividad de transmisión de los partidos y las consecuentes ganancias millonarias por publicidad con los debidos ahorros millonarios en impuestos.

3. El tri sigue teniendo la mejor afición del mundo. Pierde y pierde y la gente sigue fiel. Son veintidós millonarios que no tienen absolutamente nada más que hacer en todo el día más que tocar el balón, cuentan con una enorme infraestructura y presupuesto a disposición y una cobertura mediática de primer nivel. Ganen o pierdan, no dejan de recibir su paga.

4. Detrás de un micrófono con cobertura nacional no es muy difícil moldear la opinión, especialmente en torno a un tema apasionante para mucha gente, como lo es el futbol. Éstos y otros comentaristas arengan en busca de la complicidad de la audiencia para que todo México esté de acuerdo en la desgracia que significaría que no fuera la selección al mundial. Buscan que las masas apoyen la lógica de que el país se privaría de una importante derrama económica (les encanta invocar los derrames) si el seleccionado nacional no calificara. Los principales afectados, sabemos, tienen nombre y apellido y los dedos de una mano serían suficientes para enumerarlos.

Los voceros de los afectados insertan exitosamente la idea de que de once acaudalados arcángeles de calcetas largas depende la estabilidad de la patria.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: