Archive

Archive for 25 enero 2014

Chavorruco

Este video del Chavo ruco le regaló una nueva palabra a mi humilde léxico. Es una etiqueta que funciona en varios niveles. Creo que la pareja de vecinos del piso de abajo encaja perfectamente. Me parece que la chavorruquez no radica en la edad, pese al vocablo, sino en la actitud, el humor y otros factores, como el aguante. El macho de la pareja referida, casi puedo asegurarlo, está muy cerca de mi edad, que ya estoy limpiándome los pies para entrar en los cuarentas. Otros compas que ya están en esta icónica década no actúan muy diferente: reventón, vaciar y vaciar botellas, cajetillas, paquetitos de lo que venga y pernoctar donde sea. Vente, dicen, vamos a reventar a una fiesta a tal lado, cerquita de tu casa. Digo que caigo luego, pero la verdad es que me da mucha pereza.

El vecino del que hablaba es casi el epítome de esta tribu entrada en años: empieza una fiesta (supongo que solo, porque su pareja no está  y no parece que entre alguien en su depa) a eso de las ocho o nueve de un viernes. Dos de la mañana y no para, cuatro y no, mediodía siguiente y sigue. A veces puede ser un lunes a las 11 de la noche. Una vez empezó el viernes y para el lunes, doce treinta am, no acababa. Medio le bajaba, pero luego repuntaba. Pone electrónica y es muy curioso que a veces el punchis se sincroniza con los latidos de una persona acostada que quiere dormir  -o en el alucín consolador eso me parece-. A veces suena como un centro de lavado, más que una fiesta. Son unos  tun-tun tun-tun, muy parecidos a los ciclos de lavado de las lavadoras de tina que tenían un rodillito con palanca para exprimir la ropa.

Se supone que el chavorruco (o ella) se caracteriza por tener actitudes y aires juveniles, especialmente las referidas al reventón, cotorrear a tope como consigna inquebrantable, etc.,  cuando su edad ya está bien separada de esa época de la vida (la pata de gallo no miente) , según el consenso general.  En mi caso, parece que soy lo inverso desde hace mucho: rucochavo. Quedarme en otra cama que no fuera la mía me daba un pesar, que hacía todo lo posible por que no pasara. Esto sigue hasta la fecha. A veces chupar me aburre. Así de simple. Puede haber buena charla o música o algo, pero chupar per se, me adormece, y si es de pie o aplatanado en una silla en vaso de unicel, peor (bailar no cuenta, porque no sé). Son  muchos los ejemplos de falta de aguante para  calificar en la chavorruquez. Pero los vecinos, especialmente él, dominan el arte y los demás podemos testificarlo no de bulto, pero sí de oídas.

Categorías:La vida diaria Etiquetas: ,

La oportunidad de la clase media

La oportunidad de la clase media

Por INDIGO STAFF

clase media

Fuente: http://www.reporteindigo.com/indigonomics/la-oportunidad-de-la-clase-media

Me gustaría comentar algunos enunciados de esta nota.

 

 

Tras décadas de esperar el momento en que el país despierte, México inicia el 2014 con la posibilidad de disminuir la brecha de desigualdad entre las diferentes clases sociales

 Esta cabeza de la nota es clara: el “despertar” debe entenderse como “por fin entran a placer y con la ley enrollada hecha a modo debajo del brazo las trasnacinales a mamar hasta la saciedad, si la hay, los recursos de México”.

Hoy México puede alejarse de la imagen que nos ha caracterizado en los últimos años, donde los cárteles de la droga, la violencia que prevalece en varios estados, la maquila a precios de hambre y las zonas marginadas es lo primero que viene a la mente para los extranjeros.

¿Cómo va a “alejarse”, si todos los días las cifras de asesinatos crecen, EPN tiene en su primer año más muertos que Calderón en el suyo,  y los actos de represión ya están en ciudades quezque progre, como el DF? ¿Se va a alejar ocultando las cifras y bombardeando a los medios, aunque protesten (v.gr., Proceso) con propaganda?

Si bien en el mundo la competencia por la creación de empleos será cada vez más intensa y las empresas mantendrán la tendencia a subcontratar cada vez más sus procesos con la finalidad de reducir sus costos, evitar el pasivo laboral y con ello reaccionar ágilmente a cambios en la demanda, nuestro país tiene una ventana de oportunidades que debemos aprovechar.

En los siguientes 15 años, el número de personas en edad laboral en México pasará de 47 millones a 70 (Gallup). Esto significa que para el 2030 uno de cada dos mexicanos será económicamente activo.

No olvidar  que más del 60% de los económicamente activos lo están en la informalidad, y eso según cifras oficiales. ¿Estos 47 millones se refiere a informales o a formales? ¿Vamos a tener 70 millones en formalidad, informalidad o campechano? ¿Uno de cada  dos va a trabajar? ¿Incluyendo menores y ancianos?

La fórmula de crecimiento parece ser sencilla, más educación equivale a más empleos especializados, lo que significa mejores salarios. En los 90 el Tratado de Libre Comercio de America (sic) del Norte (TLCAN) nos trajo la esperanza de un cambio revolucionario, pero al final solo consiguió generar trabajos de mano de obra barata. Hoy la propuesta debe ser diferente si queremos mejorar a la clase media.

¿Qué garantiza ese “la propuesta debe ser diferente”? Es como la señora (Mex) que le cree al marido (EU) cuando le dice que ya no le va a pegar y que de veritas que ya no vuelve a tomar –de veritas.

 

Sin embargo, parece que hoy finalmente nuestro país es atractivo para industrias de producto final que son las encargadas de crear empleos mejor remunerados. En palabras de economistas, este tipo de trabajos son los que generan prosperidad en la población.

¿Qué economistas profieren esas “palabras”? ¿Los alineados? ¿Los que entienden explotación como prosperidad? ¿Prosperidad en la población político-mafiosa-empresarial o en la proletaria?

Las señales del cambio se han hecho presentes, por primera vez en muchos años vemos que el flujo de migrantes a Estados Unidos tuvo un saldo negativo, es decir, recibimos más mexicanos regresando de los que fueron a buscar una oportunidad allá.

Bueno, esto es burla. No vienen porque su país sea un volcán de bonanza en efervescencia; vienen porque en el norte no hay trabajo y porque el racismo y las redadas, en la práctica, no paran.

Muchas compañías extranjeras ya ven un cambio y están dispuestas a apostar por México. De acuerdo a un estudio de Brookings Institution, actualmente hay más empleos relacionados con la industria automotriz en México que en todo el mediano oeste de Estados Unidos, y al menos 100 mil nuevos empleos se han creado desde el 2010.

¿Dónde está el “mediano oeste”? Los países desarrollados ya no quieren coches. Es un hecho y lo han documentado fuentes como The Economist. Esta industria se está enfocando en países emergentes, con India y China a la cabeza. Venden más en estos países y regiones como LA que en Europa occidental pudiente o incluso EU. Este párrafo vende la idea del coche como modelo de pujanza cuando éste va en pleno declive. ¿Quién compra una PC de escritorio ahorita, por poner un ejemplo?

Los puestos de trabajo de más alto crecimiento se están dando en la industria de manufactura, aeronáutica y, sobre todo, en la industria automotriz. De acuerdo a datos de la Secretaría de Economía la industria de autopartes genera 600 mil empleos.

Grandes empresas automotices como General Motors, Ford, Chrysler, Honda, Mazda, Nissan, Audi y Volkswagen han anunciado planes de expansión con una inversión estimada de 10 mil millones de dólares para los próximos años.

Mismo comentario anterior.

Mejores salarios

Los salarios en México han mostrado un incremento en relación a los niveles que existían antes de la llegada de las empresas automotrices, aún y cuando sigue siendo una fracción del salario que se percibe en Estados Unidos.

Otra burla insensata. Carajo, hay que estar muy pero muy alienado para asegurar que hay un “incremento” salarial. Pero si en este mismo periódico han sacado coloridas gráficas en las que se demuestra el abrumador declive del poder adquisitivo en los últimos 30 años. ¿De qué están hablando?

En contraste, un obrero gana el doble de lo que se le pagaba anteriormente por su trabajo en una maquiladora de frontera y los obreros calificados reciben un 30 por ciento adicional.

Qué cómodo que esta nota no la firma alguien. Ponen Indigo Staff (y por qué carajo les da pinches pelos usar el español? ¿No puede poner personal de Índigo, La redacción o Índigo a secas? Staff… como si fueran una empresa gringa, “woey”). Y es cómodo que nadie en persona quiera enfrentar esta burla: “un obrero gana el doble de lo que se le pagaba anteriormente por su trabajo en una maquiladora de frontera y los obreros calificados reciben…” ¿Y qué hacen con eso, si toda la canasta básica está 800% arriba de lo que estaba hace 20 años?

Para lograr transformar la oportunidad en realidad tenemos que cambiar el enfoque de la educación en nuestro país, posiblemente debemos de involucrar a los padres de familia en los cursos de vocación profesional de los hijos y hacer de su conocimiento cuales son las áreas de oportunidad, necesitamos mas (sic) ingenieros, técnicos especializados, proveedores de servicios que logren satisfacer la demanda que hoy existe y hacerlo antes que otro país lo haga.

Eso es… “cursos de vocación”. Más capacitados y menos educados. Porque una cosa es mandar a capacitar y otra mandar a educar. Educados, ni dios lo mande. Nomás capacítenlos, pa qué quieren que anden de educados y revoltosos reclamando derechos y esas cosas del diablo…

Tenemos que crear la infraestructura adecuada y para esto se necesita no solo inversionistas sino gente capaz de llevarlo a cabo: especialistas en logística, comercio internacional, gente que pueda hablar varios idiomas, obreros especializados que puedan tener certificaciones en su área. Todo esto mejorará los salarios y, por consecuencia, a la clase media.

A darle más en la madre al planeta con el así llamado “progreso”; que beneficia a las cúpulas, a las clases  selectas con pedigrí y despoja a los de siempre. O en el mejor de los casos, les da “salarios competitivos”.

De acuerdo a cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), solo el 36 por ciento de los mexicanos entre los 25 y los 64 años tiene un certificado de preparatoria, el 45 por ciento se mantiene en la pobreza con niveles inadecuados de salud.

La gran desigualdad en las clases sociales es algo que ya conocemos, aprovechar las oportunidades que se nos presentan es algo que debemos aprender.

“Es algo que ya conocemos”. O sea, no hagamos nada para que el sistema de desigualdad nos quite la bota del cuello, no, no nos metamos en problemas. Aprovechemos la oportunidad de cambiar de posición la bota del señor. Eso es “aprovechar las oportunidades que se nos presentan”. Las oportunidades son servir al patrón con “cursos de vocación” dirigidos a  capacitar “obreros especializados que puedan tener certificaciones en su área” .  

 

¿Quién es clase media?

La definición de clase media en México ha sido motivo de polémica en los últimos años. Mientras que para algunos vivimos en un país donde la clase media prevalece, otros aseguran que la pobreza continúa creciendo sin control, por lo que siempre se corre el riesgo de manipular la información con motivos políticos.

Si la referencia de la gente es la tele, la prensa regiomontana, el radio de los mismos dueños de la tele y el Internet lo usan para ver videos de gatos, no es de extrañar que de su boca salga: “algunos vivimos en un país donde la clase media prevalece”.  “Otros aseguran…”  Otros, otros, unos rojillos que “dicen” que hay pobres y que son muchos y cada vez más. “Se corre el riesgo”… de leer en la prensa estas notas de loas al “progreso” priista a costa del saqueo a la nación.

Al respecto, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha realizado esfuerzos para clarificar lo que se debe entender por clase media. De acuerdo con el instituto, una familia promedio dentro de este estrato social cuenta con aproximadamente dos hijos que reciben educación en escuelas públicas.

Ah, cabrón, “esfuerzos para clarificar lo que se debe entender por clase media”. Reír, llorar, voltear los ojos al cielo, entornar los ojos como cuando a uno le quieren ver la cara… ¿qué hacer ante estas declaraciones? Esos esfuerzos deberían hacerse por dejar a la gente en paz. Ya no digamos por que el Estado cumpla con sus obligaciones. Ahora resulta que hay que esforzarse por definir a una clase social.  

Asimismo, lo más probable es que un hogar de clase media cuente con al menos una computadora y gaste alrededor de 4 mil 380 pesos trimestrales en ir a comer a restaurantes. De acuerdo con los datos del INEGI, la mayoría de los jefes de familia de estas viviendas se encuentran casados y han cursado al menos la preparatoria.

Comida corrida,  60 pesos, por 5, 300, por cuatro, 1,200, por tres meses, 3 mil seiscientos. Es el gasto trimestral “en ir a comer a restaurantes” para una persona. Porque si trabaja como asalariado de lunes a viernes (raro, porque hartos trabajan seis  días), debe comer, y come en una fonda (¿cuenta como restaurante?). Le quedan 780 pesotes para sus otros tres ideales y felices familiares con los que ha forjado un hogar. Otra: hay quienes han cursado dos posgrados y no pueden salir de casa de los padres. Haber pasado por una prepa no garantiza ser clase media.

Por lo general, una familia de clase media cuenta con un integrante asalariado con contrato escrito en una empresa del sector privado y una tarjeta de crédito a la que se abonan alrededor de mil 600 pesos mensuales. Los clasemedieros son dueños de su propia vivienda o la están pagando con sus propios recursos o a través de un crédito de interés social.

“Dueños de su propia vivienda”.  Definición de vivienda, por favor, porque si vamos a estar igual que con los salarios que dicen que aumentan y que eso aporta a la sonrisa y el bienestar de la “clase media”… ¿Vivienda se entiende a partir de cuántos metros cuadrados? ¿40? Las “casitas” hacinadas hechas de tablaroca hasta la punta del cerro,  ¿cuentan?

La clase media mexicana

Si al azar se toma un hogar de clase media, lo más probable es que…

> Cuente con computadora
> Gaste 4 mil 380 pesos trimestrales en alimentos y bebidas fuera del hogar
> Abone alrededor de mil 660 pesos mensuales a una tarjeta de crédito
> Hay al menos un integrante asalariado con contrato escrito y labore para una empresa con razón social del sector privado
> La cabeza del hogar tenga al menos educación media superior
> El jefe o jefa del hogar está casado
> El número de integrantes de la familia es de cuatro
> Los hijos asistan a una escuela pública
> La vivienda sea propia o se esté pagando y se haya financiado con recursos de la familia o crédito de interés social

Y lo más probable es que si leen esta nota, se sientan a salvo, se chupen el dedo, prendan (enciendan… bueno fuera que la prendieran con un cerillo) la tele o el Internet para ver videos chistosos y llamen revoltosos y huevones a cualquiera que salga a la calle a protestar por las reformas que, sin lugar a dudas, harán que “Tras décadas de esperar el momento en que el país despierte, México inicia el 2014 con la posibilidad de disminuir la brecha de desigualdad entre las diferentes clases sociales”.

 

Nuestro país ya es atractivo para industrias de producto final, que son las que ofrecen empleos mejor remunerados. Este tipo de trabajos son los que generan prosperidad en la población

 

“Próspero” año nuevo, “estaf de Índigo”.

 

Va subiendo el nivel de discusión

Los primeros días eran preocupaciones, tronar de dedos y ojalás porque tal equipo pase, la liguilla se estire y no reviente, la eurocopa no se derrame o se vaya a quebrar o conjeturas sobre la actuación de tal o cual millonario que le pega a un balón. Sobre esto giraban una y otra vez las conversaciones en voz alta en las regaderas, el vapor y los vestidores. Uno de plano soltó: “Orita, orita, de lo que hay que preocuparnos es de Europa, o sea, pinche liga nacional no vale madres, Europa es lo que importa, porque…” Otro lo ataja: ¿es en serio? ¿De veras crees que por lo que debemos preocuparnos es por Europa? Con la madriza que le están parando al país, ¿crees que lo importante es que nosotros, pinches jodidos, nos preocupemos por Europa, por sus clubes de futbol? ‘Tas cabrón.

La tónica era fut, fut y fut. En los últimos días, bajo la regadera o en la banca del aniquilante vapor con vaho a vapo rub, estoy oyendo frases sueltas del estilo:

a) “Tenemos el derecho de ir con una carta,  amparados en el art. 8º de la Const., para que nos respondan, por escrito, por qué están tomando esas decisiones, por qué están regalando el país  y echarles en  cara por qué dicen en campaña una cosa y hacen otra”.

b) –“Antes era más fácil, robaban y ni quién se enterara, pero ora con las comunicaciones…” (Interrumpe otro): -“Ah, pero siguen robando, les vale…”. (el anterior): -“pero por  lo menos nos enteramos más rápido y los balconeamos, por algo se empieza. Ora se tienen que andar con más cuidado”.

c) Un trabajador del INAH: “yo estoy en el área de pagos, yo sé cuánto se chingan esos cabrones. Es hora de ponerles un alto. Su sueldo base, 28 mil; con prestaciones, bonos y cuanta cosa, se lleva 128 mil al mes, qué tal. Y no, si al Calderón el ejército ya se lo iba a chingar, ¿por qué creen que les aumentó el sueldo como 60%? (sic). Pinches impuestos, están pase y pase y no estamos haciendo nada. No por estar viejos no vamos a hacer nada.

d) “Aquí trabajamos para el Slim, pero, ¿a poco creen que no tenían previsto tanto despido que están haciendo y tanta jubilación que promueven? Ahora todo es terciario. Antes hasta la intendencia era del sindicato de telefonistas, ahora son empresas de fuera. Y seguro son del mismo pinche Slim pero con otro nombre, ¿a poco creen que no? Son culeros, pero no majes”.

Hablando de cambios en la administración, el trabajador del INAH se ufana de que ya llevan tres directores en menos de un año, porque todos son unas ratas que venden el patrimonio, menos el anterior a la Franco, que renunció antes de que lo sacara el Chauyffet por no coludirse con el Marín cuando quería hacer no sé qué estropicio en Puebla que al final sí hizo pero de lo cual se deslindó el anterior director.

Bueno, las conversaciones ya toman otro tono, ya se puede estar uno en el vapor escarbando las orejas y haciendo corajes en una, literalmente, acalorada charla sobre la lluvia de porquería que nos está cayendo y ante la cual no estamos, como sociedad organizada, haciendo nada que realmente impacte y evidencie la disconformidad que sí que la hay. Creo que lo más importante es que estos temas que nos afectan directamente no se queden en los lectores de noticias, que no sean ellos quienes digan lo que dice la gente. La discusión con gente conocida y no conocida en cualquier espacio de la vida diaria, propicia más discusión, ideas, alternativas;  y que el tema no esté dominado por los medios zalameros.

p.d.: esto no quita que se siga hablando del “pasecito a la red” y de gatitos contra pollitos y así…

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: