Archive

Archive for the ‘represión social’ Category

La inentendible justicia mexicana

Este 26 de febrero fueron entrevistadas las periodistas independientes de medios europeos y canadienses Emily Barraza y Nancy Caubet en el programa de radio Así las cosas, transmitido en W Radio y conducido por Martín Hernández y Sopitas. Las periodistas han seguido de cerca el caso de la desaparición y, seguramente, asesinato de estudiantes de Ayotzinapa. Ambas refirieron lo difícil que les resulta explicarles a sus jefes la colusión de las autoridades mexicanas con la delincuencia y lo difícil que es separar unos de otros. Sus jefes, dicen ellas, pese a ser algunos de ellos periodistas de larga trayectoria e incluso conocedores de la realidad latinoamericana, no lo acaban de entender. Dicen que en Canadá o en Europa, les cuesta trabajo entender por qué policías matan a estudiantes, si éstos son el futuro de un país. Cómo la PGR es juez y parte, cómo un alcalde es el principal responsable. Supongo que más trabajo les costaría entender cómo puede actuar el ejército en las calles como si fuera una pandilla y no la (quezque) máxima instancia de resguardo de la seguridad de la nación (¿Cuándo fue la última vez que el ejército mexicano defendió a este país de otro ejército enemigo? Se pregunta el historiador Lorenzo Meyer –EZLN, EPR, activistas, profesores, estudiantes, viejitas y guerrilla no cuentan). Esos jefes de las periodistas tampoco entienden cómo las fuerzas armadas, por instrucción, auxilian primero a la autoridad para atacar al ciudadano antes que al ciudadano atacado por la autoridad. Tampoco van a entender cómo el (ahora ex) procurador general del país se aferra a sostener una versión de los hechos de Iguala que cualquier lector de libro policiaco encontraría increíble, porque en una supuesta hoguera que estuvo muy lejos de alcanzar los grados necesarios para quemar un cuerpo, en una noche de lluvia a cielo abierto, hasta las hebillas de los cinturones y los botones de metal se calcinaron a tal punto que se hicieron fina ceniza, pero los plásticos y uniceles del basurero, intactos.

Si estas periodistas extranjeras se asombran, consternan, indagan, señalan y critican, muy por el contrario, en casa tenemos perritos falderos que le hacen gordo el caldo a la PGR y compañía. Un ejemplo: el pasado 9 de febrero, en un programa vespertino de Radio Red, autonombrado noticiero, Jesús Martín Mendoza, el locutor que dice que es periodista, se mofó, denostó, censuró y encabronó con las declaraciones de Omar García, uno de los sobrevivientes al ataque a los normalistas, y con las conclusiones de los peritos argentinos, nada favorables a la increíble PGR. Mientras pasaba la declaración de Omar García, interrumpía con pujidos, bufidos y de plano la quitó y dijo con manazo en la mesa “basta, basta, no es posible, hombres que no sabían ni hablar, ahora dicen los y las” refiriéndose a la distinción de género del declarante en relación con los padres de familia de los secuestrados. De los peritos, al estilo nazi, dijo que no se atrevieran a desafiar a nuestras (con fuerza en la n) prestigiadas instituciones. Una joyita de tipo. Si le interesa pasar a saludarlo está en tuiter como @JesusMartinRed.

Se están cumpliendo cinco meses del ataque a los normalistas y Murillo Karam (para estos momentos ya fuera de la PGR porque ya se cansó), no logró cerrar el caso más representativo (o al menos el más reciente y difundido) de la podredumbre en la que se encuentra el país, con la policía y el ejército trabajando para el narco, mismo que a su vez es parte de un gobierno que está arrasando movimientos disidentes en estados del país típicamente insurgentes. Disfrazar la represión con máscara de combate al crimen organizado no ha funcionado, como tampoco hacerlo con presuntos programas de apoyo en zonas de alta marginalidad; programas que pasan a ser lavadoras de dinero de las narcoelites del crimen organizado cuyo salario sale del dinero público y los medios se empeñan en seguir llamando (des) gobierno.

Para que el silencio no avance

Esta mañana se inauguró la exposición ¡No nos callarán! Las batallas por la libertad de expresión, en el Museo de la Memoria y la Tolerancia. Se recordó que en lo que va del año, en México han asesinado a 72 periodistas y 15 se encuentran desaparecidos. Las cifras de 2012 son escabrosas: con decir 30 asesinatos ya se entiende lo mal que estamos en garantías mínimas de seguridad para la libertad de expresión en este país. Los curadores, entre ellos Sergio Aguayo y Darío Ramírez, de Artículo 19, recordaron que este no es un problema del gremio periodístico, sino de toda la sociedad, pues el derecho a estar informados no puede estar controlado por los criterios de funcionarios delincuentes o por el narco.

Desde el inicio de la administración calderonista, la persecución de profesionales encargados de informar a la población continúa y aun se ha recrudecido recientemente, con ataques, asesinatos, desapariciones y demás formas de imponer el silencio a reporteros, periodistas, directivos, editoriales y medios en general, incluidas las redes sociales. Si eso es indignante, más lo es saber que el 48% de esas intimidaciones y agresiones proviene de funcionarios públicos.

Al pasar a la exposición, en la que aclararon que no se cortaría, sino que se desataría un listón, el recibimiento lo dieron con una mordaza blanca que había que atarse para recordar de qué se trata este esfuerzo por no dejar que el silencio avance y nos aplaste. Lo primero que se ve en la sala es una caricatura emblemática de Abel Quezada, aparecida el 3 de octubre de 1968: un rectángulo negro con el letrero ¿Por qué? Los materiales de la exposición detallan los tipos de agresiones, las zonas más calientes, las historias y algunos rostros de los que han sido silenciados.

Una recreación de un escritorio de trabajo exhibe mensajes intimidatorios en los que o se ofrece dinero a cambio de dejar de “jugarle al héroe” o de plano se chantajea con la muerte del periodista o de su familia.

Para apoyar este esfuerzo de medios y organizaciones nacionales e internacionales, como Artículo 19 y Freedom House, invitan a firmar una carta dirigida a EPN en la que la esencia es menos promesas y más acción. En la fila de los firmantes, por cierto, estaba Carmen Aristegui, quien acababa de transmitir su noticiero desde el mismo Museo.

El grito de no nos callarán no es sólo de los periodistas o de los medios. Es de todos.NONOSC~1

Quiero ser judío

La amiga de una amiga conoció a un chico. Se entendieron y se hicieron novios. Tiempo atrás, el muchacho supo que tenía un abuelo judío, fue a verlo y se interesó por el judaísmo. De entonces a la fecha, el joven quiere ser judío a como dé lugar. Y la novia, la amiga de la amiga, también. Ella siempre quiere ser lo que son sus novios: budoka, cristiana, tiradora de arco… Se funde, pues, se entrega plenamente y absorbe los gustos de su pareja.

Israel es un estado terrorista invasor. Con todo y eso, el jovencito quiere ser judío. No habla hebreo, no tiene un perfil profesional ni tiene holgada solvencia económica, pues aún lo mantienen sus padres. Pero ya está en Israel. La novia está acá, esperando a que él junte unos centavos y mande por ella. ¿En qué van a ocupar los judíos que viven en Israel a un mexicano tapatío que no habla ni inglés, ni hebreo, ni tiene habilidades profesionales útiles al país ,  pero quiere ser judío? Necesitan mucha mano de obra para levantar su muro de ignominia, por ejemplo, o para lustrar las armas que diario matan sinnúmero de palestinos.

A favor de lo mejor

abril 19, 2012 1 comentario

Ya les había mandado mensaje a los de A favor de lo mejor, diciéndoles que no me siguieran mandando mensajes de invitaciones a no sé qué ondas suyas, calendarios de actividades y similares. Me mandan recién una invitación más. Les contesté y me contestaron y acá pongo el intercambio:

Recomiendan ver esta pedorrez de la Cristiada los de A favor. ¿Recomendarían ellos El día de la Bestia o el Infierno?

Editorial de ECDQEMSD 15-ago-2011

El buen Pirata se aventó un editorial tan bueno como malos están los tiempos. Resume mucho de lo que en los últimos días  agitó a mucha gente en todo el mundo y ojalá siga agitando. El poder de la tele, los comerciales  y el control publicitario es muy fuerte en todo el mundo, pero la indignaión, el hartazgo y la bota en el cuello van llegando a un punto en el que, como aquel pesacador de Michoacán o Tampico, no recuerdo, decía: “si nosotros no queremos que el pinche gobierno nos dé nada, nomás queremos que nos quite la pinche bota de encima de la cara”.

AHÍ EN LAS CALLES

Ese Futuro Sin Presente

En Caso De Que el Mundo Se Desintegre - noticias del mundo - noticias internacionalBienvenidos a los noticias del mundo que nos dan un curso intensivo de activación de bombas sociales.

Él se llama Abdul, nació en Egipto, tiene 25 años, estudio en la universidad, le dijeron que sin estudio no eres nada. Quiere aplicar lo que estudio, quiere decidir, quiere planear un futuro. Estuvo en la plaza el día que le respondieron con palos, gases y topetazos de caballos.

Ella se llama Fernanda, es chilena, mientras su familia pudo le ayudaron con los estudios, un día ya no pudieron y debió abandonar sus sueños de ser lo que quería ser. Le trataron de convencer que era normal pagar para estudiar, le dijeron que el cobre que se extrae de su tierra es para otros gastos, como los militares, le trataron de convencer que era normal que el que tuviera dinero progrese y que el que no se fuera a su casa a mirar la televisión porque no había nada que hacer en las calles.

Él es Jean Paul, sus padres son marroquíes y reside en las afueras de Paris. Ninguno de sus amigos puede entrar al centro, su madre murió de sida y su padre lo dejó con su abuela. No estudia, no trabaja, pasa los días sentado en las escaleras del complejo habitacional. ¿y si prendemos fuego esos automóviles que jamás podremos tener? Total y la policía vendrá a buscarnos igual aunque no hagamos nada.

Ahí está David y Rebeca, tienen 22 años, nacieron en Tel Aviv y ya no pueden pagar la renta. Le ofrecieron casa en las colonias nuevas, las que se usan para desplazar palestinos. No saben que hacer, estarán endeudados de por vida y la vida ahí es peligrosa. -¿no nos usaran para acrecentar el odio? ¿no seremos parte de una lógica perversa que justifique balas y misiles?

Miguel vive cerca del estadio del Real Madrid, tiene 16 años, su madre es ecuatoriana, su padre andaluz, es el último de 8 hijos. Por ahí nadie tiene curro. Su hermano mayor hace un año que perdió el empleo y le dijo que la mitad de los jóvenes de España no tienen trabajo. A miguel le parece que la mitad es poco, todos sus amigos y los hermanos de sus amigos viven de lo poco que le puedan dar sus padres. Miguel esta indignado, pero ¿qué puede hacer con su indignación?

Ese es el Chuz, 14 años, quizás sea hondureño, mexicano, colombiano, argentino, peruano. Ni el mismo sabe bien, porque cuando se bajo de ese camión no importó si eso era Venezuela, El Salvador, Guatemala o California. Ya no había nadie a su alrededor. Le dieron como primer juguete una pistola automática y desde hoy tenia oficio, también le dijeron que se cuide de la policía, ellos no quieren a los sicarios que no trabajan para ellos.

La pequeña se llama Beth, en honor a la reina, vive en Birmingham. Tiene 11 años y esta sola frente a la tele, igual que el día que vio el casamiento del príncipe William. Ahora todos están en las calles. No sabe bien que pasa, a papá no le pudo preguntar, debe estar borracho otra vez, como siempre, y mamá trabaja de noche. Ella salió y rompió de una pedrada un aparador donde había un vestido como el de Victoria Beckham. Ya lo dijo el primer ministro, “vamos a contraatacar”. Ella está procesada por destrozos, incitación a la violencia y desacato a la autoridad. -Señor juez ¿qué es procesada?

Así la lista continua, con Luiggi, José, Shirley, Alí, Moisés, Ling, Ian, Dereck, Marinha. Así sigue, en miles de ciudades y suburbios del mundo. Sin oportunidades, sin futuro, sin poder, sin existir, sin ser. Con rabia, con rencor, con incomprensión. Todo lo que aparece en las vidrieras no es para mi.

Todas esas publicidades no son para mi. Todos esos discursos no se dirigen a mi. Somos bombas añejadas de 15, 18, 20, 25 años. Somos bombas sociales activadas.

John vive en Oklahoma. Su madre es una alcohólica que le mira con odio; si una madre con odio. Su padre pudo ser cualquiera. El rap lo fue criando. La vida es como un video juego. Lo dijo en voz alta mil veces, pero no había nunca nadie para decirle que no. -El novio de mamá también me odia y me lo hace saber. Para mi es por miedo de que algún día diga lo que él me hacia cuando quedábamos solo en la casa. -Yo era un niño y nadie le cree a un niño odiado. -El otro día en el supermercado me di cuenta que un rifle de alto impacto con mira telescópica está más accesible que la última consola de video juegos. -Desde aquella terraza podría divertirme tanto!!!

Bombas sociales, millones, activadas, siempre las cámaras llegando cuando ya estallaron, siempre el aparato represivo arrojando gasolina al fuego, siempre lo mismo, sin oportunidades, sin futuro, con un presente en llamas.

Continuando con las noticias del mundo: la libertad permanecerá cerrada por reformas durante el año próximo… esto en referencia al monumento ubicado en Nueva York según informó a New York Times el ministro del interior.

¿Por qué será que los perros callejeros siempre están del lado de los manifestantes en todas las protestas? ¿notaron eso? Ahí en Grecia, en España, en Egipto, en Siria, en Marruecos, en México, en Argentina, en Chile. ¿será que sí reconocen la injusticia? ¿será que al ver palos y escudos recuerdan cuando siendo cachorros los lanzaron a las calles a palazos y patadas, sin oportunidades, ni futuro?

Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: