Archivo

Archive for 30 octubre 2012

La participación ciudadana glam

Ayer  viví una rebanadita de prueba de la politiquería. Una incipiente organización de vecinos de la delegación Venustiano Carranza denominada UNE (y que unos dicen que huele a PRI), tenía intención de exponer su plan de trabajo en una reunión con mesas, sillas, manteles, flores y sonido, en la placita cívica de la colonia. En el mismo lugar, sin ninguna casualidad de por medio, estaba una brigada de seños de chaleco amarillo pertenecientes a la delegación celebrando una reunión. UNE es impulsada por un funcionario del gobierno central del Distrito Federal que a su vez está en pos de una diputación federal, según me deslizó en el acto una señora onda la vocalista de INXS pero en chiquito. Como en toda relación familiar, el padre no se lleva con el hijo, y así, el central no se lleva con la delegación. El aspirante a diputado federal (porque ya es local), es un chamacón recién entrado a sus treintas de greñita debajo de las orejas engelada pa’ atrás y rostro más o menos (que no totalmente) Palacio; por supuesto, la camisa desabotonada y saco esport. Él y su comitiva llegaron en dos coches japoneses deportivos bien lustrados. Como si la cámara estuviera a mi cargo, vi entreabrirse la puerta, asomarse un taconazo de veinte centímetros y sobre él un mujerón en mallas, rubia, forrada de negro, gafas, de carnes muy generosas aunque esbelta y, como traía mallas, una buena pata de camello que uno no podía no ver. Luego venían otros chicos frescos, como recién salidos de la regadera, ropa casual y dos chicas más menos llamativas que la primera. Empezó la pachanga.

 

  1. Las señoras de chalecos amarillos no dejaban la plaza que porque ahí no era para hacer actos políticos, que los únicos actos políticos que se pueden hacer son los del partido que gobierna, o sea, el partido de la revolución democrática, y para como ellos entienden la democracia, no cabe nadie más que el que ya apañó la plaza.
  2. Llegó un señor de la delegación a imponerse, que aquí no se pone nadie. Como escenario de fondo, las carpas con mesas y sillas llamadas el comedor comunitario, de cuyo equipo de sonido no para de sonar música guapachosa y entre pista y pista… que nos llega gracias al trabajao desinteresado del diputado César Moreno, bla, bla bla…). Entre más protestaban los de UNE porque no los dejaban ocupar la placita, más le subían al sonido los de la delegación.
  3. Entre arengas, amenazas, gritería y manoteo, UNE se movió a un ladito del escenario de la plaza y hasta ese momento se acercó el cuasi anónimo aspirante a diputado, principal impulsor de UNE. Ni a dos metros de él era posible entenderle de tan fuerte que estaba el sonido de los del comedor.

 

Para este momento ya me cansé de contar esta monserga. Uno como vecino desinteresado va a ver en qué medida se puede contribuir a mejorar la seguridad (ya asaltaron en la otra calle, en las mañanas asaltan en tal otra esquina, cerca del metro luego esperan a las muchachas para quitarles la bolsa, a mi sobrino otra vez lo asaltaron y lo picaron, etc.), los espacios comunitarios que hacen falta, el alumbrado, el bacheo, la ilusión de que el puto metro Pantitlán tenga un hasta aquí y se remodele, le caiga una bomba o algo, pero algo hay que hacer con ese monstruo apestoso del paradero.  En fin, ahí va uno con la idea de mejoras para el barrio y ahí llegan los señoritos de la polaca bien acicalados y con el aire mal aprendido a los abuelos de la vieja guardia. Ese fue el aire que les vi. No puedo asegurar nada en contra de estas personas, pero tampoco me deja buena impresión que vengan a promover una organización que se dice vecinal y que se dice que va a juntar voluntades  para mejorar la zona y no tengan la capacidad de sacar un simple permiso para poner una mesa, unas sillas y una bocina en una delegación. Es gente del PRD que viene a una delegación bien PRD y entre ellos se tiran de mordidas enfrente de uno. Así no se puede…

Anuncios

La educación prohibida

Ayer escuchaba que México tiene tal vez el mayor presupuesto destinado a educación en el mundo: 600 mil millones de pesos. Una cifra que está por encima de varios países desarrollados. Pero 92% se va a pago de maestros. Hay 160 mil supuestos profesores que nunca han estado frente a una clase y cobran como docentes. Las licencias a los maestros cuestan 1, 600 millones de pesos al año. En este país de pueblos y hechos mágicos, sigue sin saberse cuántos maestros hay en el territorio nacional. Al mismo tiempo, en la línea de la magia,en la olimpiada de matemáticas de 2012, frente a 543 competidores de casi cien países, cuatro muchachos de seis que asistieron ganaron medallas, una de ellas de oro. Se llaman Diego Alonso Roque Montoya (de 16 años), Adán Medrano (de 16), Jorge Garza Vargas (de 18); Juan Carlos Ortiz (de 14) y Jorge Ignacio González (de 17) recibieron reconocimientos por su participación. Seguramente sólo en sus casas y sus escuelas han de saber que existen.  Si fueran “académicos” de la “academia” y bailaran o cantaran canciones lloronas, a lo mejor medio México los ubicaría. Peo qué aburrido, nomás le hacen a las matemáticas.

En casi todo lo que se refiere a educación estamos en los últimos lugares de los medidores de la OCDE y en los primeros en aspectos negativos, como el tercer lugar en ninis en el mundo, detrás tan sólo de Turquía e Israel (!).

Hoy veía el documental La educación prohibida, en el que se cuestionan los modelos vetustos, anacrónicos y rebasados con los que seguimos educando a los niños sin cuestionar si de verdad sirven para algo, si sirve de algo mandarlos a las escuelas (a las convencionales y a las  presuntamente modernas, incluidas las de paga), donde reciben una instrucción semi militar combinada con contenidos caducos y poco o nada significativos para formar una mente libre, crítica y capaz de aportar algo positivo a la sociedad. Creo que de ahí la prohibición del título: a los estados no les conviene tener ni libres, ni pensantes ni críticos.  En el mundo patas arriba (diría Galeano), los de las sillas de poder consideran peligroso a un pueblo pensante, educado.

Mucha gente (a veces de muy baja instrucción escolar) sigue convencida de que ir a la escuela es garantía de algo. Seguro es garantía de una merma en el gasto familiar, eso sin duda.  La escuela como garantía de mejora económica es un mito o una desafortunada confusión de conceptos. Para muchos padres e hijos educación es lo mismo que capacitación para el trabajo. Estudia para que trabajes. La educación incluye capacitarse en algunas áreas, pero no es el fin.  Échenle un ojo a La educación prohibida, un documental que seguro va a mover algunas conciencias.

 

Categorías:educación Etiquetas:
Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: