Archivo

Archive for 27 diciembre 2012

¿Ya le van a cobrar a Walmart?

diciembre 27, 2012 1 comentario

caritaWalmarEl recién estrenado gobierno de Miguel Ángel Mancera está buscando recaudar millones de pesos más para compensar lo que deja de percibir por la erradicación de la tenencia vehicular. Dice que no va a crear nuevos ni a aumentar los impuestos que ya hay, pero va a “reestructurar” más o menos así:

a) el cobro de predio a los particulares para que paguemos sobre el valor comercial del inmueble y no sobre el valor catastral.

b) Reducir el subsidio de la tenencia, para que la paguen los coches que valgan de 300 mil en adelante. Originalmente quedó en que serían de 350 mil en adelante. Igual el año siguiente baja el monto hasta que terminemos pagando los que tengamos coches de 20 mil para arriba, o sea, todos.

c) Van a empezar a cobrarnos a los particulares el alumbrado público.

En la jerga recaudatoria mejica, particulares no incluye, ni por error, a las grandes empresas. Con ellas la vista de los recaudadores sube de peso. La consentida para exentar impuestos a nivel federal y DF es la Walmart y todos sus tentáculos: Sam’s, VIPs, Bodega Aurrerá, Suburbia, El portón, Ragazzi, Superamas y similares, incluido su banco.

De 2004 a la fecha las ganancias de Walmart han aumentado exponencialmente. No paga por cada una de las tiendas arriba mencionadas, paga parejo, como una sola empresa, y así recibe un descuentazo ingente.

En 2011 ganó 380 mil millones y sólo pagó como si hubiera ganado 8 mil millones. Ningún ciudadano normal paga el 2.5%  de lo que ganó.  Tan solo por un chicle pagamos el IVA del 16%.

En 2012 ganó 145 mil millones. Sólo pagó 2 mil 500 millones y dijo que luego iba a pagar 5 mil millones más.

El gobierno capitalino calcula recaudar 7 mil  millones al año por concepto de predial. Tan solo en 2011 Walmart  dejó de pagar impuestos por 8 mil millones. Con que Walmart pagara, nos dejarían de inventar “reestructuras” prediales, tenenciales y luminarias.

Las Walmart de Venustiano Carranza, Coyoacán y Benito Juárez no han pagado el predial de 2005 al 2009.

La tienda de Aeropuero debe más de 9 millones de predio.

El GDF no le cobra a la empresa (que es muchas empresas) más de 24 millones por el predio de 2005 a 2009.

Si le cobraran el predial corriente, atrasado y otros impuestos que la Walmart ha “aplazado” o “diferido”, el GDF se haría, lo menos, de más de 48 mil millones de pesos

Con las nuevas propuestas, el GDF nos va a sangrar más a nosotros ¿y la Walmart? Intocable. Ganando y ganando millonadas y riéndose de la Tesorería cuando hay que pagar.

Con info de Cervantes, Jesusa. Walmart de México: sobornos y escandalosos privilegios fiscales, p. 28-30. En Proceso 1886.  http://www.proceso.com.mx/?p=328620

Latinoamérica podría…

diciembre 23, 2012 Deja un comentario

América Latina está compuesta por más de 20 países. Entre ellos, tres están entre los 20 que tienen mayores reservas de petróleo en el mundo. Tiene algunas de las regiones más ricas en minerales como el cobre y la plata. Uno de estos países es parte de las tres economías emergentes líderes; otro es vecino de la primera potencia mundial. Toda la zona junta a casi 500 millones de habitantes y prácticamente todos se comunican en una sola lengua. Su bagaje cultural ancestral es de primera línea, con sociedades como mayas, aztecas e incas (aunque los toltecas son esenciales y muy anteriores, pero menos famosos), entre las más representativas. Este legado podría potenciarse como ancla de identidad cultural, y en el plano económico ser un mayor foco de atracción turística. La zona tiene El Caribe, uno de los sitios más espectaculares del planeta. También cuenta con algunas de las selvas, ríos y zonas de biodiversidad más importantes del mundo tanto para preservación de la vida en el planeta como para desarrollo y uso de energía limpia. De un lado tiene el Pacífico, del orto el Atlántico y al fondo un polo del globo terráqueo.

Tiene los recursos naturales pero no los aprovecha como comunidad. Porque no hay un verdadero y arraigado sentido de comunidad como el que potencialmente podría haber con beneficios solidarios, humanitarios, culturales, políticos y económicos. Probablemente hay una cierta tolerancia y simpatía sociales y comerciales, pero dudo que haya una actitud  palpable de fraternidad e identidad continental.

La lengua, ¿nos une o nos mantiene a raya? ¿Entendemos tanto a los demás latinoamericanos que mejor les damos la vuelta? El Mercosur no es lo que podría ser. Más del 90% de las  exportaciones de México (aunque no sea del Mercosur)  van a los Estados Unidos. El petróleo de Venezuela va al mismo país y Brasil voltea a China o Europa. Como que no nos tomamos en serio unos a otros o las políticas económicas depredadoras impiden un acercamiento mutuo. En un tiempo, Argentina y México eran los pilares del mundo editorial en lengua española, hasta que España salió del letargo  y tomó las riendas, se puso a vender la lengua y hoy casi lleva la batuta en todo cuanto al español se refiere pese a tener apenas una breve fracción de la población del continente americano. Brasil, México, Argentina y Chile, por sus características, experiencias y perfiles, podrían ser puntales para poner al continente en una mejor posición; por lo menos al nivel de la India, por ejemplo. Cuba sería otra pieza importante pero, como todos, no acaba de ajustar asuntos internos. Es muy grande la sombra que el Tío Sam proyecta sobre el continente, pese a que Ecuador, Bolivia, Cuba, Venezuela y más o menos Argentina dejan en entredicho  -con sus peros- una otrora omnipotencia que sin duda va en declive.

Podríamos dejar de ser el lugar barato de vacaciones, el experimento macroeconómico, el lavadero de dinero o el productor “clandestino”  de drogas para pasar a ser un bloque económico fuerte y culturalmente consciente de semejanzas, diferencias y del potencial de tener canales de comunicación que faciliten la convivencia entre sus miembros.

También hay que decir que en esta parte del mundo viven, en el mismo país, dos entes de renombre: la persona más rica del mundo y el narcotraficante más “buscado” por las agencias de seguridad de Estados Unidos: Carlos Slim y El Chapo, respectivamente. Hay, entre tantos otros, tres lastres de los que habría que deshacerse o habría que minimizar, al menos: las inefables mafias, la corrupción y la infame concentración de riqueza y poder en unas cuantas manos.

El romance y la culpa (Koi no Tsumi. Japón, Sion Sono, 2011)

diciembre 10, 2012 Deja un comentario

Un crimen ominoso y mujeres desaparecidas abren la historia. lIzumi, una anodina (y muy atractiva), casi invisible  ama de casa, vive ninguneada en el tedio, casada con un afamado escritor de novelas apasionadas. Del otro lado de la historia está Mitsuko, profesora de literatura en una universidad de postín, quien por las noches deja el portafolios para transformarse en una insaciable prostituta salvaje.

El ama de casa entra en un nada lento proceso de transformación. Deja la mustia abnegación y pasa accidental y rápidamente a ser una asidua al sexo. Desea y respeta a su marido, pero él es sólo como un accesorio de la casa que entra a las 9pm y se va al día siguiente a las 7am sin apenas mirarla y monótonamente puntual. Esa monotonía hogareña de pulcritud de museo empieza a trocarse por agitadas  experiencias cuando ella descubre sus potenciales en la cama.

Por su parte, la impulsiva y apasionada Mitsuko vive lo que recita. Equilibra las formas académicas con un espíritu desinhibido, oscuro y transgresor apenas sale del campus o cruza la puerta de los sanitarios.  Como los vampiros literarios, es culta y procaz. Ella y un proxeneta  de  pesadilla como sacado de una cruza de pequeño Alex con yacuza lunático son parte del Tokio lóbrego de zona roja, donde todos los gatos son pardos, pero cada cual debe pagar si quiere pasarse un buen rato. Y parece que cobrar por un palo es más bien una confirmación del asco que los espíritus libres (o desquiciados, como se los quiera interpretar), sienten hacia la sociedad hipócrita que sólo se desnuda en la oscuridad y con la cartera en la mano para comprar complicidad.

La historia va sin frenos,  en precipicio y sin nada parecido a un cinturón de seguridad o el más insignificante asidero a la mano.  Un poema se mete como mantra y acompaña alienaciones vertiginosas de ambas mujeres. La voluptuosidad remueve y arrasa con todos: el recto escritor no es ajeno a pagar por sexo y saciar manías; la anciana madre de la profesora conoce al detalle lo que su hija viene haciendo desde jovencita a causa de y con su propio padre finado, el hombre que la instruyó en las mayores bajezas, a decir de la socarrona anciana para quien la muerte de su hija sería lo mejor que podría pasarles a ambas. Todos juntos llegan al desfiladero y cada cual enfrenta y encuentra su caída libre.

Roba y deja robar

diciembre 5, 2012 2 comentarios

El trabajador de Lala o Alpura o Bimbo, marcas de lácteos que tienen el monopolio de dichos productos en la ciudad de México y alrededores, recibe por las mañanas cierta cantidad de productos y tiene que regresar, unas 10hrs después, con el dinero de la venta. Lo que no venda, se le descuenta de su paga (es lo que me han dicho). Tiene un límite para hacer cambios por fechas de caducidad; si hace más cambios porque la gente de las tienda así se lo solicitó, esos productos cambiados se le descuentan.                                                                                                                                                                                                   

Muchos de estos repartidores siguen el principio de “roba y deja robar”.  Onda Paul McCartney pero tropicalizado al mejica-style.  El de Nutrileche se auto roba, finge, pues, que le robaron, incluso la camioneta, y va y vende las leches a mitad de precio a las tiendas y hasta la misma troca la coloca en un lote de coches. El que le compra las leches sabe que es merca robada, igual que el del lote de coches.

Ayer, de verdad estaban robando al repartidor de Lala. Ya no reporta el wey, porque, como los de Nutrileche, la empresa sabe que los mismos empleados fingen robos. El chavo es robado en episodios. Se baja de la troca, le dicen saca, él responde que no trae, le dicen que entonces le van a bajar la mercancía y él accede a negociar para no perder la merca (merca que la empresa tiene asegurada, por cierto). Se mete a una tienda a pedir paro de que le guarden cierta cantidad para sólo darle al rata que lo espera afuera lo menos posible. Nunca se le ocurre llamar a la policía desde la tienda.  ¿Por qué? Pues muchos patrulleros son los que les dan el pitazo a los rateros para indicarles posiciones y horarios de camiones repartidores: los dejan robar, y los rateros se “reportan” con una lana con los policías, que terminan siendo literalmente rateros con licencia.

Una amistad me dice que al menos con el PRI se puede robar y se compensa la balanza de desigualdad. Yo le pregunto ¿qué puedes robar? ¿Qué te deja robar el sistema, el PRI? Esa arraigada idea de que “roban pero dejan robar” es tan estúpida como falsa; es uno de los lastres más farragosos con los que mucha gente comulga y se cree. Así están criando a las futuras generaciones: chinga cuanto puedas y a quien puedas.

 

 

La hospitalidad mexicana

diciembre 3, 2012 1 comentario

Este es un tema tan inagotable como invariable en esencia. El racismo en este país es tan ineludible como la ignorancia o una erección bajo un pans ligerito. De gira con unos gringos tuve la mala fortuna de ver de cerca el arrastrismo de mucha gente frente a un anglosajón. ¿Para qué se toma una foto una señora totalmente ajena al punk con un punk gringo? ¿Porque lo ve grandote, güero y con los pelos parados? Y si en lugar de un güerote fuera un prietito el punk que estuviera comprando en el Oxxo? Y era la señora, y el wey fresa, y la familia que iba de paso, y las chamacas colegiales, etc. Pero si no fuera gringo, ¿se habrían tomado una foto con él, le habrían ofrecido cervezas a discreción, invitado cigarros y hablado atropellada y malamente inglés a la primera oportunidad? Lo dudo mucho. Un español, si sabe, habla inglés al angloparlante hasta las quinientas y como puede. Muchos mexicanos que he visto y de los que los estudiantes de español me han contado, a la menor oportunidad se lanzan incluso de intérpretes, póngase por caso, para ayudarles ¡a comprar en un Subway!! ¡En una de esas torterías, donde todo está en inglés!!!  Sea.

Parece que el colonialismo programó reacciones en muchos ADNs que no se han modificado; incluso parece que se han refinado y arraigado.

punk

Después de Lucía

En español teníamos muy bien identificadas las palabras acoso, hostigamiento, acosador, gandaya, abusón y similares para referirnos a lo que tiene que ver con molestarse unos niños a otros en las escuelas; con un poco más que se estiraran los términos se aplicaban a ambientes laborales. Pero ahora dizque se dice  bullying. Este  largometraje de Michel Franco (México, 2012) se enmarca dentro de lo que parece ya ser un género, el acoso escolar o bullying.

Desde el inicio vemos un arranque  emocional que, quienes no los tenemos, no entendemos: bajarse del coche mientras se espera el alto y dejarlo ahí nomás, sin más, con las llaves pegadas e irse caminando. Es el padre de Alejandra. Ambos van mal, su relación es buena, pero no se conocen, no hay una verdadera comunicación y viven mal la pérdda de la madre, quien supongo es la Lucía del título. Alejandra, la protagonista, es chantajeada y acosada en la escuela. La manera de molestarla empieza por ser cruel y crece para hacerse, para mí, insoportable. Pero estos excesos de crueldad y crudeza juveniles, no demeritan la lobreguez en la que se mueven Lucía y su padre; especialmente este último, porque si bien las aflicciones de Lucía las conocemos y hasta cierto punto tienen remedio, las del padre sólo se sugieren. Hay tanta tensión en lo que vemos como en lo que no.

Quienes nunca vivimos el acoso podemos encontrar inexplicable cómo alguien puede aguantar tanto y no reaccionar ante constantes y cada vez más crueles agresiones. En este punto me declaro incompetente y seguramente de ahí mi desesperación ante la intensidad del hostigamiento y la Alejandra tan incapaz de reaccionar. La atmósfera que se consigue es opresiva, pesada y oscura. Vale la pena echarle un ojo para verificar que la crueldad adolescente no tiene medida y las penas ahogadas en el silencio son capaces de desatar venganza hasta las últimas consecuencias.

Categorías:Cine Etiquetas: , ,
Broken Penguins

Saving broken Penguins, one page at a time.

A %d blogueros les gusta esto: